auf deutschexcuse, aucune traduction en français disponibleEl sitio está en españolin english
 

 

 

Huelga de Hambre Artistica .

Colonia/Alemania 2008

Existen registros humanos desde tiempos arcaicos, la memoria cultural siempre ha
sido muy importante en la historia humana. El artista es un testigo, como dice
Guillaume Bijl.
Cuando en nuestra sociedad actual el mercado de arte puede definir si una obra
será vista por el público, este es un acontecimiento muy preocupante. Se puede
observar el desarrollo del mercado artístico actual, donde se especula con cuadros,
objetos, esculturas, instalaciones, como si se tratara de objetos de valor meramente
comercial.
El objetivo primordial de una obra de arte es el ser observada por todos para la
reflexión colectiva, siendo la única manera de que pueda existir un diálogo que
mantenga en vida el arte contemporáneo. Este acto de interiorización generado por
una experiencia estética, está siendo limitado en estos dias por la estructura de
poder que define el arte moderno. Un ejemplo de ello es el artista americano Mark
Rothko, del cual se está mostrando actualmente una retrospectiva. Los elevados
precios que ciertas galerías y coleccionistas han especulado hasta sumas millonarias
(73 Millones de dólares) hacen muy dificil que sus obras se puedan exhibir en un
futuro, porque no existen medios de pagar los seguros.
El acto de especulación comercial es un claro ejemplo adonde nos van llevando los
grandes líderes del mercado artístico mundial. El arte en su posición como
embajador cultural universal es violado. Estos acontecimientos me generan un
profundo malestar que quiero expresar con la realización de una huelga de hambre.
Para el artista, cada obra de arte es un hijo. Si esta obra de arte no tiene la
posibilidad de desarrollarse, siendo exhibida, reflectada y comentada, esto equivale
a un aborto. Esto ocurre con la mayoría de obras en el tercer mundo que tunca
tendrán una importancia y resonancia más allá de lo regional. Pero también pasa
con artistas mundialmente reconocidos que corren el mismo riesgo de que su
calidad de testigo sea suprimida.